¿Actúas con tu máscara o tu Esencia?

mascara o esencia¿Actúas con tu máscara o tu Esencia?, esta es la pregunta que deberíamos hacernos cada día.

Durante cada día e instante estamos transmitiendo una imagen al mundo exterior con nuestros actos, por eso sería muy beneficioso que supieras si estás transmites a los demás lo que quieres transmitir.

Por esto, en este artículo te ayudaré a que reflexiones si a la hora de actuar en tu día a día, llevas la máscara puesta o estás conectado con tu ESENCIA.

La mayoría de la veces llevas la máscara puesta de manera inconsciente, esto significa, que sin darte cuenta te la has puesto y comenzado a actuar con ella, haciendo que con el paso del tiempo esto sea algo habitual en tu vida.

Llevar la máscara puesta o como suelo decir “ir con la máscara de Darth Vader” es:

  • Estar frustrado.
  • Vivir con ira.
  • No te llena nada de lo que haces.
  • Todo es rutinario.
  • La pasión está ausente.
  • Te enfadas con facilidad.
  • Discutes con el afán de tener siempre razón.
  • Busca con tus actos el reconocimiento externo y quedar bien a cualquier precio.
  • Acumulas y acumulas objetos materiales, por solo tenerlos ya que no los disfrutas.
  • Te gusta criticar a los demás y no valoras en lo más mínimo sus esfuerzos.
  • Vives en alerta permanentemente.
  • Cuándo algo no te sale bien, la culpa es de los demás y de la mala suerte.
  • Sueles estar en un estado de confrontación permanente.
  • Ves fantasmas y enemigos por todas partes.

Sin embargo cuándo te quitas la máscara de Darth Vader y actúas desde tu ESENCIA, te sientes:

  • Pleno.
  • Motivado.
  • Enfocado.
  • Útil.
  • En sintonía con la vida.
  • Con actitud pro activa frente a las adversidades.
  • Buscando aprendizajes en vez de echar culpas a otros cuándo las cosas no salen bien.
  • Que aportas valor y lo buscas en los demás.
  • Te gusta ver el esfuerzo en los demás y aprender de ellos.
  • Cuidas tu tiempo y energía, evitando entrar en discusiones y debates absurdos.
  • Inspirado.
  • Abierto a tu mundo interior y exterior.
  • Que luchas en superar tus límites en vez de competir contra los demás.
  • En búsqueda de mejorar constantemente alcanzando objetivos y superando retos.
  • Eres el dueño de tu vida y tus decisiones.
  • No necesitas el reconocimiento externo para saber si has hecho bien las cosas.
  • Eres auténtico.
  • Libre de pensamiento y acción.

También debo aclararte que cuándo vives desde tu ESENCIA, también tienes problemas, dificultades, dudas, miedos e inseguridades; pero la gran diferencia que hay con la perspectiva de la máscara: es tu actitud. Vivir desde la ESENCIA es hacer frente a esto con actitud pro activa y positiva.

La actitud positiva no significa poner frases inspiradoras o fotos bonitas en las redes sociales o decírselas a tus amigos cuándo atraviesan un momento difícil, sino que es ser coherente con ello. Actitud positiva es buscar soluciones y aprendizajes en los momentos de dificultad y adversidades, es aceptar lo que está sucediendo, reflexionar por qué se ha llegado a eso, buscar soluciones y ponerse en marcha para superar el obstáculo. La actitud es lo que te define y refleja si estás actuando con la máscara de Darth Vader o  lo estás haciendo desde tu ESENCIA.

Para terminar a modo de reflexión te pregunto: ¿a día de hoy tus actos son dominados por tu máscara o tu ESENCIA?