5 pasos para reconocer a tu ego

EgoReconocer a tu ego en qué momentos aparece y cómo actúa, es algo que puede ayudarte a evitar ciertas conductas que no te gustan y pueden hacerte sentirte mal. Por eso en este artículo mi objetivo es aportarte 5 pasos para que reconozcas a tu ego.

La gran mayoría de las personas suelen hablar del ego que tienen los otros (nunca del suyo), y critican fuertemente a quiénes lo tienen; pero no se dan cuenta que el de ellos suele ser bastante más alto que el de los otros.

Antes de meternos en los 5 pasos para reconocer a tu ego, es bueno conocer las respuestas a dos preguntas:

¿Qué es el ego? y ¿qué busca?

El ego es un aspecto de nuestra personalidad, el cual lo tenemos todos, cuya finalidad es la de sobresalir para ser el centro de atención del mundo que te rodea y con tal de lograr éste objetivo, hará lo que haga falta para cumplirlo.

A tu ego no le interesa en absoluto de que te conectes con tu ESENCIA y busques mediante esta alcanzar tus sueños y propósito de vida; su finalidad es todo lo contrario, es decir, necesita que vivas desconectado de lo que eres, porque de esta manera tendrá un claro control sobre ti.

Tu ego quiere que seas su monigote, para que de este modo sea él la gran estrella y convertirse en el centro de atención, sea como sea. Por lo cual ante esto, es necesario que tomes consciencia de que existe, como también las consecuencias que provoca en tu vida el dejar actuarle.

Para tomar consciencia de su existencia y apariciones, puedes detectarlo a través de las 5 pasos:

1 – Búsqueda de rivales:
Tiene la necesidad constante de buscar e inventarse rivales para confrontar. Necesita estar en guerra permanente con alguien, rivalizar, discutir…El coste de esto para ti, será el de perder mucha energía y tiempo.

2 – Tener razón:
Una vez que tiene con quién confrontar (quiera o no su rival), luchará por tener razón, no importa el tema que sea, tenga o no conocimiento del mismo, porque peleará como una fiera hasta que le digan que tiene la razón o se lo reconozcan a media.
El coste para ti de esto, es que te convertirás en alguien conflictivo y molesto, porque el verte será sinónimo de discusiones largas y sin sentido.

3 – Reconocimiento externo:
Su tarea preferida es esta, que todo el mundo que te rodea lo haga sentir que es el mejor, el insustituible, el indispensable, el centro del mundo, el salvador, el héroe, el poderoso, el más importante de la tierra, el rey…
Hará lo que sea para llegar a esto y el coste para ti será el perder tu autenticidad con tal de lograr el reconocimiento externo.

4 – El mundo en su contra:
Otro gran rasgo que tienes para detectarlo. Cuándo no logra ese reconocimiento interno y las cosas no salen bien, es porque quiénes te rodean están en su contra, nadie entiende nada, todos están equivocados y tiene muchísima mala suerte.
El coste de esto para ti, es que no serás consecuente con tus decisiones y actos, entrarás en un pozo de negatividad y mediocridad, que no podrás ver oportunidades y te la pasarás criticando a todos.

5 – Palabras ausentes en su vocabulario:
El ego tiene la particularidad de que en vocabulario no existen tres palabras, las cuales son:
Disculpas
Gracias
Me equivoqué

Estas tres palabras jamás las pronuncia porque no existen en su vocabulario, por lo cual el coste para ti es enorme, ya que te perderás de disfrutar de muchísimas personas que podrían aportarte mucho conocimiento y aprendizaje para tu vida.

Para quitarle de la escena, será necesario que estés completamente convencido de que no quieres que tu ego sea el protagonista de tu vida, porque si no estás comprometido con quitarle del medio ante la mínima aparición; entonces…él te dominará a ti.

Tú eliges que acompañante quieres para llegar a la meta: ¿tu EGO o tu ESENCIA?