10 estaciones para liderarte

SaltoDigital foto.001Una persona que emprende un camino hacia la conquista de una o varias metas, necesitará seguridad, claridad, confianza, autoestima, determinación, valentía, compromiso, motivación, disciplina, paciencia, tolerancia, planificación, esfuerzo y conocimiento (puedes agregar lo que falte).

Seguramente estarás de acuerdo que para lograr objetivos, será necesario tener bastante de lo que he mencionado anteriormente, pero tal vez te preguntes:

¿Cómo se hace para tener todos esos elementos? La respuesta está en hacer un viaje interior al que denomino: 

“10 estaciones para liderarte”.

Si realizas este viaje con dedicación, sin saltarte ninguna etapa y con ánimos de conocerte; al finalizar la travesía te habrás encontrado contigo mismo, y a partir de ese momento serás tu propio líder.

Sin perder más tiempo, comencemos el viaje.

*La primera estación de este fantástico viaje se llama Valores.

Los Valores constituyen uno de tus pilares más importantes que tienes, porque son como tu señal de identidad y lo que te diferencia de los demás. Los valores no tienen nada que ver con la ética ni la moral, son algo tuyo y no se someten a debate.

*La segunda parada corresponde a la Visión.

Para cualquier persona es vital tener una Visión de Vida; el saber hacia dónde te diriges y para qué quieres llegar allí, te ahorrará de perder mucho tiempo y energía, además de frustraciones, dudas e inseguridades.

Cuándo una persona tiene claridad hacia dónde se dirige y el visualizarse llegando a la su meta le provoca una enorme motivación, está claro que tarde o temprano lo conseguirá.

*El tercer punto de visita será la estación Misión de Vida.

¡Descubrir la Misión de Vida es lo que le da sentido a todo!.

Cuando descubres el para qué has venido a este mundo y qué huella o legado vas a dejar, todos tus actos cobrarán sentido porque cada uno de ellos girarán en torno a esto.

*La cuarta parada del viaje se llama: Talento o dones.

Todas las personas tenemos uno o varios talentos, me pongo muy mal cuándo escucho a algunos decir que no tienen nada que aportar por la falta de talento. Dentro de cada persona se encuentra alojado en su interior uno o más dones, la clave está en descubrirlo y para esto habrá que trabajar en su búsqueda, porque si no se hace esto, puede que con el tiempo se oxiden de tenerlos ahí sin utilizarlos.

Descubrirlos no es una tarea complicada, es simplemente ponerse a pensar qué cosas son las que se te dan con facilidad, que te parecen sencillas hacerlas o bien recuerda que cosas se te daban bien cuando eras pequeño.

*La quinta estación se denomina, Los Saboteadores.

Los Saboteadores son las voces molestas que aparecen en tu cabeza de cada vez que vas a realizar algo nuevo o desconocido. Llegado ese momento, siempre suelen aparecer unas voces muy molestas, intentado convencerte de que no lo hagas, de para qué te vas a complicar la vida, mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer, de que no vales, etc.

El Saboteador lo que quiere y defiende, es que te quedes de por vida en tu zona de confort y no sobrepases ningún límite establecido.

*Avanzamos hacia la sexta estación, llamada Creencias Limitantes.

Las Creencias Limitantes son mandatos que se alojan en nuestra mente, suelen estar ancladas allí desde hace mucho tiempo. Habitualmente desembarcan en nuestra época de crecimiento.

Las Creencias se caracterizan por ser inflexibles, ilógicas, carecen de experimentación, son muy rígidas e inflexibles. Si quieres superar límites y crecer en tu vida, será necesario que las re programes, porque si no te será muy difícil trascender y alcanzar objetivos que te motiven.

*Nuestra séptima parada se denomina: EGO.

Esto es algo que tenemos todos, no se salva nadie del EGO.

El EGO buscará siempre dominarte para tener protagonismo, y sus armas preferidas para lograr esto son: hacerte perder energía en discusiones innecesarias y que hagas las cosas con el único fin de obtener el reconocimiento externo; así de este modo perderás autenticidad y desconexión con tu esencia, algo que agiganta la figura del EGO.

Si aprendes a detectar en qué momentos aparece tu EGO y como actúa, habrás dado un gran paso adelante en la tarea de minimizarlo.

*Ahora nos detenemos en la octava estación, Las Emociones.

Todos los seres humanos tenemos emociones y no podemos erradicarlas porque sino seríamos robots o cualquier otra cosa que no sea humano. Las Emociones están para sentirlas, pero lo que si puedes gestionar frente a ellas, es tu actitud. 

Cuando una emoción aparece hay que dejarla salir, pero en lo que no se debe caer, es en vivir en ella mucho tiempo (lo que se denomina secuestro emocional), y aquí es donde entra en acción el factor de la actitud.

Ante la aparición de una emoción, tú eliges la actitud a adoptar. Por ejemplo, el miedo no es bueno ni malo, lo que determinará esto será la actitud que adoptes frente a la emoción del miedo, es decir, te bloqueas o le enfrentas.

*El viaje se va terminando y arribamos a la estación novena, llamada Comunicación.

Muchos de los problemas que tienen las personas es porque no saben comunicar lo que quieren, sienten, desean y necesitan expresar. Por eso hay miles de malentendidos, interpretaciones erróneas y mensajes inexplicables.

Es muy importante que sepas entender lo que ocurre en tu interior, de dónde surgen ciertas frustraciones, miedos o dudas, así te evitarás reaccionar por cualquier cosa externa, haciendo a éstas las responsables de tus problemas, cuando en realidad provienen desde tu interior.

Si te ubicas desde la perspectiva de un observador y entiendes lo que te está ocurriendo, podrás comunicar mucho mejor lo que necesitas y quieres, además ahorrarás energía y tiempo, en discusiones y arrepentimientos.

*Finalmente llegamos a la última estación, llamada: Acción.

El mundo está lleno de buenas intenciones y propósitos, pero lo único que quedan son los hechos, si tienes muchas ideas, sueños, metas y no las pones en marcha, vivirás toda tu vida en el “si hubiera o hubiese hecho…” y esto con el pasar del tiempo es una pesada carga emocional.

Por eso si tienes en mente algún cambio, idea, emprendimiento u objetivo que deseas alcanzar ¡ponte en marcha y actúa!

El viaje a llegado a su fin, el líder que tenías dormido y oxidado, está vivo y con muchas ganas de liderar tu propia vida, ahora depende de ti dejarle cobrar protagonismo o seguir manteniéndole oculto y dormido.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Al seguir navegando, usted acepta su uso. También puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra política de cookies.