¿Cómo conecto con mi esencia?

Conectar con tu esencia no es difícil pero también debo decirte que se necesita valentía y compromiso para vivir desde ella.

Es cierto que vivir conectado a tu esencia es garantía de plenitud y realización, pero también requiere de mucho valor para decir “no” a las tentaciones que te pone tu ego y la sociedad para que te desconectes.

Vivir desde tu esencia es SER tu mismo, con todo lo bueno que tienes y lo que necesitas mejorar. Cuando vives conectado a ella no te hace falta comportarte de diferentes maneras, sino que tus actos estarán marcados por tu autenticidad y la sinceridad.

Uno de los graves problemas que tiene vivir con la máscara (desconectado de tu esencia), es que buscas agradar con tus actos para tener reconocimiento y aceptación, pero esto es una trampa de doble filo; ya que por un lado no eres sincero con los demás (buscarás agradar como sea) y por el otro tampoco lo eres contigo mismo.

Esto a la larga produce consecuencias negativas entorno a la seguridad y confianza en ti mismo.

Una de las peores cosas que existe es la traición; y ya ni te cuento cuándo te la haces a ti mismo.

Por eso es vital y clave vivir conectado a tu esencia, aunque esto signifique que habrá veces que te desconectes de manera consciente o inconsciente, lo importante es aprender a reconocer cuándo te has desconectado y al darte cuenta de esto, que vuelvas a conectarte con ella lo más rápido posible.

Para conectarte con tu esencia, es necesario y vital que antes hayas hecho un viaje interior para conocerla y saber bien cuáles son los pilares internos que la constituyen.

Los cuatro pilares internos que la componen son:

#1 - Valores:
Son tu señal de identidad, te definen como persona, no están relacionados con la ética ni la moral, son propios, intransferibles y no están sujetos a debate.

#2 - Visión de vida:
Es muy importante saber hacia dónde te diriges, cómo quieres verte en un tiempo y qué beneficios, objetivos y metas buscas en tu vida. Y la visión es la que te responde a estas preguntas.

#3 - Misión de vida:
Es la huella o el legado que quieres dejar en el paso por esta vida, por lo que quieres que te recuerden todas aquellas personas con la te has y relacionas diariamente.
Saber esto, hace que todo tenga sentido a la hora de actuar y relacionarte.

#4 Talentos - pasiones:
Los tenemos todos y son dos grandes tesoros que tenemos en nuestro interior, por eso hay que descubrirlos y utilizarlos para nuestro conseguir los objetivos planteados, además del disfrute que ocasiona experimentarlos.

Cuándo una persona descubre a sus pilares internos, sabe cómo está constituido cada uno, habrá llegado el momento en el cual puedes conectarte con tu esencia desde  cualquier sitio en dónde te encuentres.

Para terminar te pregunto a modo de reflexión:

¿Cómo honras a tu valores diariamente?
¿Tienes trazada una visión de vida?
¿Qué legado estás dejando a diario de hoy con tu vida?
¿Qué talento tienes?

Si buscas vivir en plenitud y dejar una huella a quiénes te rodean; vive conectado a tu esencia.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Al seguir navegando, usted acepta su uso. También puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra política de cookies.